Civilización EXTRATERRESTRE en el Antiguo EGIPTO

Civilización Extraterrestre en Egipto

¿Porque creo que hubo una evidencia extraterrestre en el antiguo Egipto? Es una civilización muy avanzada a su tiempo, cuesta creer que aquella humanidad fuera capaz de hacer tal grandes logros... como las pirámides.

Hay dos temas que me hacen cuestionar que esta civilización tuvo ayuda de seres de otros mundos. El Papiro de Tulli y el Canon Real de Turin (Papiro de Turin) son dos objetos que nos hacen pensar en la teoría de los antiguos astronautas.



Fuentes




El Papiro Tulli

Este antiguo texto enigmático ofrece pruebas concluyentes de un masivo avistamiento OVNI que tuvo lugar en el antiguo Egipto alrededor del 1480 aC, durante el reinado de Tutmosis III.

En 1934 el profesor Alberto Tulli, director de la sección Egipcia del museo de El Vaticano, en uno de sus viajes a Egipto encontró el papiro en una tienda de Antigüedades. Dicha tienda, sita en la calle Ibrahim Pasha y regentada por Phocion J. Tano, llegó a suministrar antigüedades al mismísimo museo del Louvre.

No está claro si compró el papiro o debido a su alto precio lo único que pudo hacer es una copia del mismo con permiso del anticuario. El alto precio del papiro ya es algo de por sí extraño porque por aquel entonces el tráfico de antigüedades estaba aún muy extendido, pudiéndose conseguir verdaderas joyas a precio de ganga.

El papiro descubierto por Tulli estaba escrito en hierático por lo cual el profesor se puso en contacto con el Dr. Etienne Diotron, un egiptólogo reputado del museo de El Cairo para que lo tradujera a jeroglífico que es el que hoy en día conocemos. A partir de este momento se pierde la pista del manuscrito en hierático. ¿Pudo quedarse Diotron con él? ¿Lo mantuvo entre sus posesiones Tulli pero solo dio a conocer el texto en jeroglífico? Muchos interrogantes…

El Papiro de Tulli

Traducción del Papiro Tulli

En la sexta hora del día del tercer mes de invierno del año 22, los escribas de la Casa de la Vida descubrieron un círculo de fuego que venía del cielo (aunque) sin cabeza, con una amplia boca (que desprendía) un olor fétido. La longitud de su cuerpo era de una vara (unos 45 metros) y también su envergadura, no tenía voz...

Sus corazones se confundieron al verlo; entonces se tendieron sobre su vientre. Acudieron al rey… (?) a informarle. Su majestad ordenó que se examinara todo lo que está escrito en los rollos de papiro de la Casa de la Vida. Su Majestad estaba meditando sobre lo que había ocurrido. Luego, cuando ya habían transcurrido algunos días, Lo! Se hicieron más numerosos que nunca.

Iluminaban el cielo más que el sol a los límites de los cuatro soportes del cielo. Poderosa era la posición de los círculos de fuego. El ejército del rey seguía mirando, y su Majestad se encontraba en medio de él. Era después de la hora de la cena. A continuación, los círculos de fuego se elevaron aún más en dirección sur. Peces y aves cayeron del cielo. ¡Una maravilla nunca vista desde la fundación de esta Tierra! Hizo su majestad traer incienso para apaciguar el corazón. Lo que sucedió en el libro de la Casa de la Vida será recordado por toda la eternidad.

Canon Real de Turin

El Canon Real de Turin (Papiro de Turin)

El Canon Real o Papiro Real de Turín es una lista de los faraones que reinaron Egipto, como también de los dioses que les precedieron, los semidioses, y los seguidores de Horus. Esta lista no es conmemorativa de ningún faraón, sino que contiene los nombres reales de todos los gobernantes, incluyendo los faraones menores y los usurpadores.

Y ahí es donde radica la cuestión, pues tomando este documento como válido, ¿quiénes eran estos dioses que gobernaron Egipto, anteriores a la dinastía I? Por esta razón es que este documento es uno de los mayores objetos que “no deberían estar ahí” de la arqueología.

El Papiro contiene los nombres de unos 300 monarcas en orden cronológico, incluyendo la duración de sus reinados en años, meses y días, lo cual convierte al Canon Real de Turín en un documento de gran importancia a la hora de establecer una cronología para el Antiguo Egipto.
spacer

¿Que APARIENCIA Tienen los Dioses ANUNNAKIS?

Anunnakis

La apariencia de los dioses Anunnakis es todo un enigma ¿cual era su aspecto? Es una de las preguntas que nos formulamos al conocer un poco su historia. Los Anunnakis son un grupo de deidades sumerias y acadias y nos da a entender que fueron seres biológicos que bajaron desde el cielo a la Tierra.

Viendo la gran aceptación que ha tenido el vídeo de ¿que es un Anunnaki? He decido ampliar un poco mas la información respecto a estas deidades sumerias. Según las ancestrales tablillas, los dioses convivían con el hombre, compartiendo sus vidas en las mismas ciudades. Vamos averiguar cual era su aspecto.

Fuentes




La Apariencia de un Anunnaki

Los Anunnaki eran una raza guerrera, arrogante y con unos instintos de conquista y poder insaciables. Sabemos por los grabados, que físicamente, en comparación con los hombres, eran muy altos, probablemente una altura superior a los 3 metros. Y también mucho más fuertes.

En los grabados sumerios, los Annunaki eran representados en forma humanoide, y aunque sus rasgos faciales quedaban parcialmente ocultos, en parte debido a sus barbas extensas, parecían tener un rostro humano.

Muchos dicen que prohibieron a los sumerios que en sus grabados y estatuas los reflejaran en su aspecto real. Según cuentan es porque tenían un aspecto Reptiliano, no creo que fuera así, pero oye, quien sabe.

Reptiliano

¿Forma Humana o Reptil?

Una posibilidad cada vez más contemplada por investigadores de todo el mundo, en vista de que casi todas las culturas antiguas hablan de «Dioses Serpiente» u «Hombres Lagarto» bajados de las estrellas, a quienes se les atribuye la creación misma de nuestra especie.

Al norte de Irak, a los pies de las montañas Zagros, los arqueólogos encontraron el yacimiento de Jarmo. Allí estaban los vestigios de una comunidad proto-neolítica que desapareció hace 2000 años. 

Así como miles de estatuillas de dioses sumerios, entre ellas, varias representaciones de «Diosas Madre de la Fertilidad». El problema es que aquellas figuras, aunque mostraban un cuerpo antropomorfo, sus cabezas y rostros no eran humanos, sino más bien zoomórficos.

Tanto machos como hembras presentaban características de lagartos; ojos rasgados muy grandes, rostros alargados con hocicos afilados, rasgos de «lagartija», cráneos alargados en forma cónica, anchos hombros, y figura estilizada.

Estatuilla Reptiliana Sumeria
spacer