HATSHEPSUT La Primera MUJER en Reinar EGIPTO

Hatshepsut Wallpaper

Hija de Tutmosis I y su esposa principal, la reina Ahmose Nefertari. Su padre quería que su hija tomase el trono, es por eso que la nombro heredera, pero no fue así, Tutmosis I murió cuando Hatshepsut tenia tan solo 12 años, así que el chaty decidió nombrar rey a Tutmosis II, hermanastro y futuro marido de Hatshepsut.

Las creencias religiosas del Antiguo Egipcio dictaban que el papel de rey no podía ser desempeñado por una mujer, algo que a Hatshepsut no pareció preocuparle demasiado. Hatshepsut se vio obligada a casarse con el faraón Tutmosis II, aunque fue por poco tiempo, pues a los tres años de reinado fallece dejando como sucesor al hijo de una esposa secundaria, Tutmosis III.



Fuentes




Las leyes del antiguo Egipto

En el antiguo Egipto el título de reina no existía, puesto que las soberanas ostentan entre otros, el título de gran esposa real y esposa del dios, es decir, la esposa del rey. En ningún caso podemos aludir a ellas como reinas, pues carecen de poder de decisión y solo tienen funciones rituales. De hecho, el título más parecido al de reina en la antigüedad era de Regente del Sur y del Norte, que alude a un poder temporal no confirmado.

En Egipto se excluía a las mujeres de la sucesión al trono, por el hecho de que una mujer faraón era contrario al orden universal. Es decir, el faraón de Egipto debía ser un hombre, un dios rey. Hatshepsut debería ejercer la regencia del heredero, el futuro Tutmosis III, pero... En lugar de permanecer en un segundo plano como otras regentes que la precedieron y retirarse cuando aquel alcanzase la mayoría de edad, ella lo apartó del poder, a esto lo llamo yo un golpe de estado en toda regla.

Civilización Extraterrestre en Egipto

Civilización Extraterrestre en Egipto

BossDark

¿Porque creo que hubo una evidencia extraterrestre en el antiguo Egipto? Es una civilización muy avanzada a su tiempo, cuesta creer que aquella humanidad fuera capaz de hacer tal grandes logros...

En el séptimo año de regencia Hatshepsut transforma su imagen femenina en la de un hombre, apareciendo en la iconografía en los actos civiles como un varón, así llega a proclamarse faraón. Pero no estaba sola, fue apoyada por los altos funcionarios de la Corte, como el Chaty Hapuseneb y el arquitecto Senenmut.

Hatshepsut parece haber deseado o ambicionado el trono de Egipto, y esto precisamente es lo que terminó haciendo, alzarse con la corona de Egipto. Las inscripciones la presentan como el único rey auténtico, y por eso ella era la legítima heredera, única descendiente directa del dios Amón.

La Reina Hatshepsut

Hatshepsut
Fue hija de faraones, hermana de faraones, madre de faraones y esposa de faraones. Y sin embargo, ella fue también faraona. Desde la adolescencia, dos personajes secundarios marcaron con fuerza su vida. El primero fue el chaty Ineni, consejero y arquitecto real, que frustró en dos ocasiones el intento de Hatshepsut por acceder al poder en solitario.

La primera ocasión en que Ineni se interpuso en su futuro se dio al fallecer su padre, momento en que el consejero logró que Tutmosis II fuera nombrado faraón y Hatshepsut se vio relegada a gran esposa real de su hermanastro.

La segunda ocasión llegó con la muerte de Tutmosis II, cuando Hatshepsut fue de nuevo arrinconada y nombrada mera regente de Tutmosis III. Esta situación no se alargó y en 1472 logró deshacerse de Ineni y se erigió como reina absoluta. Mucho más productiva fue la influencia del otro gran hombre de su vida, Senenmut, también arquitecto real y el principal apoyo de la joven desde su adolescencia y hasta su muerte.

No sólo fue el artífice de la mayor parte de la espectacular obra constructiva que desarrolló la faraona, sino que, según se sospecha, su relación traspasó el límite de lo estrictamente político y fue toda una historia de amor. De hecho, se le ha llegado incluso a adjudicar (sin base sólida) la paternidad de Neferu-Ra, la hija de Hatshepsut.

Templo Deir el-Bahari

Durante sus 22 años en el poder, apenas se libraron batallas y las Dos Tierras de Egipto vivieron uno de sus más extensos periodos de pacificación. Fueron dos los objetivos en los que Hatshepsut concentró sus esfuerzos políticos y económicos: la actividad constructora y la expedición al País de Punt.

Senenmut dirigió espectaculares trabajos arquitectónicos por todo Egipto, especialmente en Tebas y Karnak, pero la obra que alzó al olimpo histórico a arquitecto y reina fue Deir el Bahari: un templo funerario incrustado en la roca, formado por terrazas y rampas, que aún hoy puede contemplarse en todo su esplendor.

La luz de Hatshepsut comenzó a apagarse con la muerte de Senenmut y la adolescencia de Tutmosis III, que comenzó a reclamar su derecho al trono. Lo que ha quedado claro es el odio que le dedicó Tutmosis III, quien trató de borrar todo vestigio de ella para que la Historia no conociera su existencia.

Templo Deir el-Bahari
Share:
spacer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar, en breve revisaremos tu comentario